Fito Páez

Entrevistas

Hay que hacer cosas preciosas

09/03/03
Vanina Klinkovich

El músico rosarino devenido cineasta estuvo en el Festival Internacional de Cine de Mar del Plata. Habló sobre la importancia del evento, la nueva placa que el lunes grabará y su amor por el séptimo arte.

“El festival no necesita que espere nada, es un hecho concreto que va a acontecer durante estas semanas y será un evento importante, como siempre”, define el artista Fito Páez. Caminó por la pasarela de la décimo octava edición del Festival Internacional de Cine de Mar del Plata y saludó con risa al público que lo reclamaba detrás de las vallas. Con un andar liviano, zapatillas blancas a rayas celestes,

traje y anteojos rosados conversó brevemente con la prensa.

El director de “Vidas privadas” (protagonizada por Cecilia Roth y el mexicano Gael García Bernal) tuvo un verano agitado a nivel musical. Tocó con Fabi Cantilo en la presentación de su disco “Información celeste”, participó en el convocante “Cosquín rock” y se presentó junto a Charly García y Gustavo Cerati ante diez mil personas en un recital de Quito, Ecuador. Como de costumbre, el rosarino está en movimiento.

- ¿Qué distingue a esta edición de Mar del Plata de otras?
- Me parece que ahora tiene una mirada muy piola, porque se ha elegido otro cine, se ha centrado más la idea sobre películas del corazón. Vi mucho de este tipo de pelis y me gustaría mirar más, pero como grabo un disco el lunes próximo no voy a poder estar durante los 10 días que dura el festival.

- ¿Vas a insistir con filmar algo durante el transcurso de este año?
- ¿Insistir? (risas). Voy a seguir en esto, pero ahora tengo que ponerme con un álbum. Debo salir a grabarlo, defenderlo y después a tocarlo –cosa que tengo muchas ganas-. Se va a llamar “Nuevo”. Después sí, tengo varias ideas revoloteando para llevarlas a la pantalla grande, pero hay que cuidarse porque éste es un negocio muy bravo. El cine te come el hígado, los riñones, el corazón, todo.

- Y la crítica también es voraz, ¿no?
- Yo sabía que iba a ser dura y lo fue con mi película, pero ya está. A nivel personal la experiencia de escribir una, filmarla y hasta producirla íntegra es muy poderosa. Porque debo admitir que, lamentablemente, justo antes de comenzar a rodar se me fueron los productores, así que yo fui el que tuvo que bancarla. Trabajé solo con los montajistas, sonidistas, la música, en fin, resultó una vivencia muy importante en mi vida.

- ¿Qué expectativas tenés para el 2003?
- Es muy torpe terminar hablando de uno mismo, creo que estamos dentro de un contexto muy complejo y difícil. Hay que hacer como siempre: cosas preciosas, tratar de calar en el corazón de la época para contar historias y decir cosas auténticas,

verdaderas. Después no sé qué va a pasar, qué le va a gustar o no a la gente. Pero no hay que centrarse tanto sobre los defectos de los demás, sino sobre los de uno.

- ¿Algo personal?
- No, en general. Se habla mal del otro, es un mal común en este país. Entonces hacer buenas canciones, crear buenas pelis, escribir buen guión es fundamental para salir adelante.

- El nuevo CD ¿sobre qué ejes temáticos se va a basar?
- Sobre los de costumbre: la vida amorosa, política y la Argentina. Todo mezclado en el medio.

 

Fito Technicolor

20/09/04

Fito Páez está de estreno. Lanzó su primer DVD, “Naturaleza sangre vivo” y festejó en Rosario sus 20 con la música junto a Spinetta y Baglietto. En octubre, abre el Quilmes Rock.

Estos días seguramente serán inolvidables en la vida de Fito Páez. Es que la semana pasada, en el teatro “El Círculo”, de Rosario, Fito festejó sus 20 años con la música. El show se llamaba “20 años no es nada”

y se realizó exactamente 20 años después del debut solista de Páez en el mismo escenario. Claro que esta vez las entradas se agotaron tres días después de que salieron a la venta.

En estos 20 años, Fito ha escrito canciones que quedaron tatuadas en nuestra piel y que ya están arraigadas en el Olimpo del rock argentino. Fito cantó esas canciones en las casi cuatro horas de show en Rosario: “Un vestido y un amor”, “Tres agujas”,”Nada es para siempre” (con Fabiana Cantilo), “El amor después del amor”, “Tumbas de la gloria”, “Yo vengo a ofrecer mi corazón” (interpretada por Liliana Herrero), “Ciudad de pobres corazones”, “Brillante sobre el mic” y “A rodar”, entre otros hits.

Claro que el show tuvo un pico con la presencia en el escenario de Luis Alberto Spinetta, definido por Páez como “uno de los artistas más grandes del mundo”. Pero hubo más. A la hora de los bises, Fito le dedicó a sus padres (ambos fallecidos hace mucho tiempo) “ Parte del aire”. Luego invitó al escenario a Rubén Goldín y Juan Carlos Baglietto y con “La vida es una moneda” (y el resto de los invitados en el escenario) llegó el final de un show histórico, emotivo e inolvidable.

Pero, además, se acaba de editar “Naturaleza Sangre Vivo”, el primer DVD de Fito Páez, que incluye grabaciones de los shows en el Gran Rex realizados el 29 y 30 de noviembre de 2003. Además de las 21 canciones del show (impecablemente filmado en uno de los teatros más importantes de la avenida Corrientes, en Buenos Aires), el DVD incluye, a modo de extras, dos videos. Uno, el clip de “Bello abril”, protagonizado por Fito junto al Flaco Spinetta y Dolores Fonzi; el otro “San Telmo”, es una filmación de Páez al piano, solo, interpretando un tema inédito, “Beauty”, y una versión acústica de “Naturaleza sangre”. Además, hay un compilado de fotos (de

giras, conciertos, conferencias de prensa, imágenes cotidianas y hasta con músicos amigos...), que incluye un video casero de Fito con su hijo Martín.

El repertorio de los shows es una buena mezcla entre los temas de “Naturaleza Sangre” y los clásicos de Fito. Se destaca la intro jazzera, a piano solo, de “11 y 6” y la vigencia de clásicos paezianos, como “Tumbas de la gloria” y “Ciudad de corazones”. La banda, impecable, forma con el bajista Guillermo Vadalá, compañero de andanzas de Fito desde hace más de diez años, el guitarrista Gonzalo Aloras, el baterista Sergio Verdinelli, el tecladista Javier Lozano y el polifuncional Vandera, en teclados, guitarra y coros. Una banda de lujo para un repertorio (y un show) a la altura de las circunstancias.

Además, el 1 de octubre, Fito se enfrentará al desafío de inaugurar el Quilmes Rock. El rosarino compartirá fecha con Luis Alberto Spinetta, Memphis, La Portuaria, Iván Noble, Leo García, Los Tipitos, Sergio Pángaro y Ariel Rot. La fiesta será en el estadio de Ferro y promete desbordar de público: es que se pueden comprar entradas para esa fecha y, además, quienes compren abonos (varias entradas para distintas fechas) recibirán gratis un pase para la noche de Fito y el Flaco, la noche inaugural.

 

Fito Páez y Joaquín Sabina, un choque de voluntades
"Somos personas, no personajes mediáticos"

Su CD conjunto, "Enemigos íntimos", arrancó vendiendo cien mil copias, en una amenaza de suceso. En la entrevista, sin embargo, el argentino y el español parecen más dispuestos a remarcar diferencias que a definir coincidencias, un truco que les sale bien.

Por Esteban Pintos
Los hombres que se miran frente a frente en miles de afiches repartidos por Buenos Aires y alrededores, exitosos vendedores de discos y músicos populares por derecho propio, ahora se ponen (un poco) serios y hablan de lo enriquecedor que ha resultado la experiencia de trabajar juntos, de las cualidades del otro como compositor y/o letrista, del "talento para sentarse al piano y hacer una canción de un tirón" (Sabina sobre Páez), de "tiene el sentido exacto de la palabra, de la emoción" (Páez sobre Sabina). Blablablá, blablablá. Secuelas de una sesión prolongada de entrevistas compartidas que el argentino y el español brindan a propósito de la aparición de Enemigos íntimos, un disco que apunta a convertirse en uno de los sucesos musicales del año (100.000 copias vendidas en Argentina por pedidos anticipados, platino instantáneo) en buena parte de Latinoamérica y España.

En realidad, la noche que reciben a Página/12 ambos recién saldrán del lugar común de sus tareas promocionales cuando se hable del tango, la sobreexposición, las pequeñas-grandes diferencias conceptuales entre ellos y... de ellos mismos. "Este desarrollo de los medios hace que la gente crea que la vida es eso que pasa a través de una pantalla y que los que aparecemos ahí somos personajes. Somos personas, no personajes", dice Fito Páez y Joaquín Sabina aprueba. Están reflexionando desordenadamente sobre el rol que les toca jugar en los medios masivos de comunicación. La salida del compact fue la cristalización de un largo, muy largo trabajo conjunto, en que estos hombres aprendieron que hay muchas cosas que los separan y muchas que los unen, y de ahí surgió el título. En el medio, Paez paró por una serie de problemas de financiamiento el proyecto de rodaje de su primer largometraje como director, y Sabina anduvo haciendo de Sabina por Buenos Aires. El primer clip del CD, "Llueve sobre mojado", filmado en Constitución, ya está rotando por los canales musicales y alguno que otro programa de aire.

Sabina, que ha bebido bastante y lo aclara de entrada ("Estoy lo suficientemente borracho como para decir la verdad", dice), rebota por el salón, hace bromas con sus flamantes amigas y, de vez en cuando, vuelve para sentarse y decir algo gracioso o descolgado o disparatado, también algo lúcido. A veces, tiene complicidad en la sonrisa de Páez. Otra veces, el rosarino hace como que no escuchó y continúa con su discurso. Páez es el opuesto del método Sabina --por lo menos el de esa noche-- para contestar cuestiones periodísticas. Por ejemplo: Sabina dice que está "al 200 por ciento orgulloso de la composición y del resultado; la verdad es que no estoy muy satisfecho de mí" y Páez retruca: "El ya dijo lo que le interesaba, a mí lo que me interesaba era tener un acercamiento más puro al idioma castellano. Y Joaquín es una excepción al mundo pop en ese manejo del idioma".

--Sabina: Haré una queja que tiene que ver con todos, menos con Fito. Cuando venía a la Argentina y oía a Discépolo y tal... notaba un cierto rechazo del mundo pop hacia eso y entonces decía oye, antes de negar a Discépolo, tendréis que mejorarlo.

--Páez: Y después vinieron Virgilio y Homero Expósito, que no sé si lo mejoraron, pero incorporaron a los poetas modernos y dieron un paso adelante.

--Sabina: Si hay alguien a quien amamos y admiramos Fito y yo, es a Charly García. Pero discuto esto con él a los gritos.

--Es curioso, pero hablan de tango y ninguno de los dos ha nacido en Buenos Aires.

--Sabina: No conozco a nadie que haya nacido en Buenos Aires.

--Páez: Creo que nacimos en ciudades periféricas...

--Sabina: No, tú en Rosario.

--Páez: Eso es bueno, llevando la idea de la periferia un poco más lejos. Desde ahí se puede observar las cosas desde un costado más interesante.

--Sabina: Una vez un ejecutivo de mi compañía discográfica me dijo ¿por qué vas a Buenos Aires, si es el culo del mundo? Tenía razón: el culo más hermoso del mundo... (Dirigiéndose a Fito) No me gusta que estés brillante. (Y de nuevo al grabador) Se aprovecha de que estoy fisurado para hacer grandes frases.

--Ambos mantienen un perfil bastante alto en los medios, o por lo menos no suelen entrar en períodos de silencio profundo. ¿En algún momento han pensado en tomar una actitud parecida a la de otros artistas, que directamente no conceden entrevistas?

--Sabina: Me encantaría.

--Páez: Es un tema muy delicado y ahí tenemos el caso de Salinger, que se ha negado a la exposición de una manera brutal.

--Sabina: Pero eso es el colmo de la coquetería.

--Páez: Es una decisión. Pero me parece interesante en este sentido: pareciera que la idea de la promoción desacredita tu trabajo artístico porque uno está haciendo algo para poder vender el producto. Por otro lado, creo que se puede hacer de cualquier instancia un momento interesante, eso depende tanto del entrevistado como del entrevistador y de la circunstancia que rodea al hecho del encuentro. Yo estoy en un momento de mi vida en el que me interesan un montón de cosas, y una de ellas es poder tener charlas como éstas. Trato de enrollarme con todo lo que va pasando. Y es bueno enrollarse, todo es importante, pero si en algún momento pensás que no es bueno enrollarse, hay que retirarse y quedarse solo.

--Sabina: Me estoy deprimiendo un poco y me callo, (dirigiéndose a Fito) entonces hablas tú y me gusta lo que dices. Y no me gusta que me guste lo que dices... (risas).

--Hay una imagen reiterada sobre los artistas masivos que tiene que ver con ese momento en que no pueden salir a la calle, hacer una vida normal. Hay gente que se burló de usted porque cantó eso de que quería estar borracho en el subte...

--Páez: Sí, bueno, lo más interesante que tiene el mundo es la cantidad de individualidades, de subjetividades. Es buenísimo que cada uno diga lo que quiera y creo que la vida y el tiempo te ponen en tu lugar.

--Sabina: No estoy de acuerdo con él, pero digo que la vez que más se enfadó Fito conmigo fue el otro día que me dijo a gritos: ¿creés que yo no estuve en la calle? Yo creo que no está en la calle, pero me gustó que se enfadara. Los medios hacen que la excepción sea, por acción de ellos, la regla. Yo, la verdad, es que estoy muy enfadado con los medios.

--¿Pensó en retirarse de los medios?

--Sabina: ¿Por qué? Yo he venido hasta aquí para traer la Páez y no la guerra.

Página12, el 20 de Mayo de 1998

 

En el centro del corazón

Patricia Salinas Oblitas

Fito Páez habla de su pasión por la música y el cine y asegura que, a pesar de que su últimos discos no han batido récords de ventas, él sigue llenando auditorios en sus conciertos

Existen muchas imágenes de Fito Páez, uno de los genios argentinos de la música contemporánea, pero la que ha quedado grabada en mi memoria es una de 1995, cuando el cantautor fue invitado al último programa que Gisela Valcárcel hizo para Panamericana Televisión a las 8 de la noche. Páez llegó con un terno celeste y zapatillas blancas, con la cara de buena onda de siempre y se encontró con tremendo "chongo" en el estudio del Teatro Mariátegui: la barra de la trinchera norte de la "U", gente con cartelones y gritos, en fin, una serie de manifestaciones de apoyo a la animadora, a la que le estaban levantando el programa. Ni a los periodistas les importaba la presencia del artista rosarino allí.
A mí se me ocurrió acercarme a hacerle una corta entrevista y me dijo: "¿Qué pasa, che?, ¿a dónde me han traído?". Yo traté de explicarle lo que pasaba y él me juró que quería irse, pero tenía que cumplir, y se sentó luego en un sillón giratorio al lado de Gisela, quien seguía más preocupada por su despedida que por el invitado. Creo que sólo cuando se sentó al piano y cantó "Mariposa tecknicolor", ella se quedó boquiabierta y parecía que apenas entonces se daba cuenta de con quién había estado hablando. Pero ya era tarde: Fito salía corriendo y comentando: "Yo creía que estas cosas solo sucedían en la Argentina". Nosotros, entre tanto, creíamos que esas cosas solo pasaban en el Perú.
El caso es que ahora Fito Páez ya ni para Gisela pasa desapercibido. Tras 14 discos en su haber, se ha convertido en un ídolo que casi casi le pisa los talones al mismísimo Charly García en cuanto a popularidad. Después de su último disco con la Warner: Rey sol (2001), formó su propia disquera, Circo Beat, con la que lanzó su nueva placa: Naturaleza sangre, la misma que cuenta con la participación de sus descubridores y amigos eternos como Charly García (en "Naturaleza sangre") y Luis Alberto Spinetta ("Bello abril" y "El centro de tu corazón"), además de la cantante brasileña Rita Lee, quien prestó su voz para los coros de "Ojos rojos". Antes del único concierto que realizará en Lima el 27 de agosto en el auditorio Vértice del Museo de la Nación, como parte de su tour Naturaleza sangre 2004, etecé conversó con él.

Las cosas han cambiado mucho en los últimos años, ¿no?
Las cosas siempre cambian, para bien o para mal.
¿Qué ha cambiado para bien y qué ha cambiado para mal en Fito Páez?
No lo sé, y es que cada vez sé menos de todo y lo que menos sé es de mí. ¿Eso es para bien o para mal? No lo sé. Lo que siento es un gran deseo de transmitir las cosas que vivo. Tal vez lo que une todo sea ese gesto pujante y la reflexión de estar en contacto con el público. Que la música sea un acto vital. Y es hermoso ver caras viejas y jóvenes celebrando el momento precioso que es un concierto. Hace 15 años me escuchaban algunos que ahora no vienen y otros que vienen con sus hijos. Las cosas cambian, claro que cambian.
Y cada concierto es diferente, supongo.
Depende. En la gira en que estamos ahora, a veces tocamos el mismo repertorio en lugares diferentes y funciona genial. Claro que puede pasar que sea diferente, eso lo defino ahí sobre la marcha y eso le mete adrenalina al asunto, pues puede haber cosas que hace meses no tocamos, entonces tenemos que estar muy concentrados. Seguro que el concierto de Lima será un súper concierto.
Tus últimos discos no han tenido el éxito en ventas que tuvieron los anteriores. Imposible llegar a tener el impacto de Circo Beat, por ejemplo.
La industria disquera se cayó a pedazos por lo que ha hecho la piratería. Es una cosa coyuntural. Pero yo vendo la misma cantidad de tickets para mis conciertos que vendía hace 10 o 15 años, y eso me hace sentir bien. Es decir, puedo y quiero pensar que sigo vigente.
¿Estás preparando un nuevo disco?
Estaba un poquito agotado del formato del grupo, tenía ganas de mover radicalmente la mirada y encontrarme con canciones que me gustaban mucho, y hace más de dos meses estoy viendo un repertorio de autores diferentes, países diferentes y algunas canciones nuevas.
¿Cómo afecta a tú música tus incursiones en el cine, en las bandas sonoras?
Esta pregunta me la han hecho algunas veces y creo que siempre la he respondido mal. La verdad es que uno es la misma persona y utiliza sin querer los mismos criterios para hacer esto y lo otro. Sos el mismo hijo de tu padre y tu madre. Ponés en funcionamiento la misma sensualidad, la misma garra, la misma violencia. La música es un lenguaje muy diferente al del cine, pero ambos están cortados de la misma tela.
¿Tienes planes nuevos en el cine?
Estoy justamente terminando un guión que todavía no tiene nombre.
¿Y lo piensas dirigir tú, como Vidas privadas?
Por supuesto. Pero hay que cuidarse, pues este es un negocio muy bravo. El cine te come el hígado, los riñones, el corazón, todo.
Y la crítica también es voraz, ¿no?
Totalmente, y lo fue con mi película, pero ya está. En el nivel personal, la experiencia de escribir una película, filmarla y hasta producirla íntegra es muy poderosa. Pues debo admitir que, lamentablemente, justo antes de comenzar a rodar, se me fueron los productores, así que yo fui el que tuvo que bancarla. Trabajé solo con los montajistas, sonidistas, la música; en fin, resultó una vivencia muy importante en mi vida.
Has formado también tu propia disquera.
Me gusta ser independiente. Mientras más libre puedas estar, mejor, ¿no? Entonces decidí formar Circo Beat y estoy tranquilo. La cosa ha salido bien con Naturaleza sangre.
Tú lo has negado, pero muchos creen encontrar temas enteros dedicados a tu ex pareja, Cecilia Roth.
La gente anda buscando cosas entre líneas. Si le cantas a una mujer, tratan de descubrir un nombre concreto, y no siempre es así. Yo a Cecilia la amo con toda mi alma, pero no es la protagonista de todo lo que hago. Cuando se hace un disco, ponés todo en él. De hecho, el único valor que le quiero dar a eso es pasión y punto. No pienso aclararle nada a nadie.
Pero hay muchos temas sobre el desengaño amoroso...
Mirá, hay los mismos temas que de costumbre: la vida amorosa, política y la Argentina. Todo mezclado en el medio.
¿Has pensado en hacer algo distinto? ¿Cómo te ves de aquí a 10 años?
Es muy torpe terminar hablando de uno mismo, creo que estamos dentro de un contexto muy complejo y difícil. Hay que hacer como siempre: cosas preciosas, tratar de calar en el corazón de la época para contar historias y decir cosas auténticas, verdaderas. Después, no sé qué va a pasar, qué le va a gustar o no a la gente. Pero no hay que centrarse tanto sobre los defectos de los demás, sino sobre los de uno.
¿Estás hablando de hacer cosas más personales?
No lo sé. Es que hablar mal de los demás es algo común en nuestros países. Entonces, hacer buenas canciones, crear buenas pelis, escribir un buen guión es fundamental para salir adelante.

Más Entrevistas


¡Visita también estos sitios interesantes!

Sitio alojado en Yaia.com